Comidas- Cocina Gourmet

En Cartagena Hills nuestros huéspedes son atendidos por una magnífica cocinera, un ama de llaves y un mayordomo, quienes sirven a su gusto el desayuno, almuerzo, cena, licores y snacks, según el plan elegido.

 

La especialidad de Adiela, reina de la cocina caribeña, es la comida marinera, los platos típicos y los asados a la barbacoa de mariscos (pulpo, calamares, langostinos, atún y róbalo), de res, cerdo y cordero.

 

Prepara exquisitos calamares a la romana, ceviches de pescado, pulpo y camarón, cazuelas y sopas marineras. También, platos criollos como sancocho, fríjoles, bandeja de pescado con patacón, arroz de coco, blanco, marinero o de pollo.

 

El servicio incluye generosas porciones de fruta y jugos tropicales, así como verduras, ensaladas y menú especial para los vegetarianos. Ofrecemos infusiones de hierbas medicinales y el jugo de la casa (papaya, piña, sábila y jengibre), que  ayuda a la digestión y combate la acidez.

 

Nuestros comensales pueden disfrutar deliciosos banquetes de tierra y mar, ya sea en la terraza de la piscina, en el bar del gran salón, en las suites, en la cocina general o en las áreas sociales iluminadas en las noches de fiesta o tertulia, bajo la luz de la luna.

 

El Plan Full Gourmet brinda desayuno, almuerzo y cena con atención personalizada, más derecho a pasa bocas, cervezas, sodas, jugos, frutas, café e infusiones de consumo libre.  Incluye una botella de vino de la casa y medio litro de whisky, tequila o ron, según su preferencia.

Precio: US $65 por persona/día.

 

El Plan Menú Familiar permite optar por llevar o hacer su propio mercado. Para ello contamos con cinco supermercados vecinos a menos de 10 minutos, y transporte expedito.

 

En ese caso pueden solicitar su menú a Adiela, quien tiene un talento natural para aprender nuevas recetas. Si lo prefieren, pueden cocinar sus propios alimentos en la mini cocina de las suites, en el bar o la cocina general.

 

Para organizar sus propios picnics cuentan con barbacoas, dos hornos en el área social de la piscina, bar cocina, mesas con sombrillas y sillas reclinables para tomar el sol. 

 

Salir a comer. Otra opción es salir a almorzar en la playa o cenar en Cartagena, transportados por el chofer guía que los traerá de nuevo a casa día y noche.

 

Cuatro playas vecinas ofrecen exquisitos paseos y buenos almuerzos a menos de 40 minutos: Playa Blanca en Isla Barú, Playa Manzanillo, Bocagrande e Islas del Rosario.

 

Recomendamos el restaurante La Cevichería con comida mediterránea, bien sea en la Playa de Manzanillo o en Cartagena Vieja. También, la comida italiana del restaurante de La Wipy, y el bar de la Negra Merce, en la Plaza de Santo Domingo.

 

Según los gustos de nuestros huéspedes, podemos orientarlos sobre las múltiples opciones culinarias y de rumba que ofrece el espléndido vecindario de Cartagena Hills.

 

1/4

by Leiter International